electricidadgas naturalhogar

El recibo de la luz se encarece un 21% en el primer trimestre del año

Para una familia con dos hijos, el coste de la electricidad subió 39 euros

El recibo de la electricidad sigue su senda alcista. Las razones de este incremento hay que buscarlas en el bajo nivel de los embalses, en la menor producción de algunas tecnologías renovables como la eólica, en el parón nuclear francés así como en el incremento de los precios del gas natural que se produjeron en enero y que se han suavizado en los últimos dos meses.

Según los datos que se desprenden del comparador de tarifas de la Comisión Nacional de Mercados y Competencia, el coste para un consumidor medio en el primer trimestre de este año ha sido entre un 17,7% y un 21,5% más caro que el mismo periodo del año anterior. Concretamente, esto supone que el recibo pagado se ha incrementado en este periodo entre los 21,25 y los 29 euros.

Según estas comparativas, una familia con dos hijos ha tenido que afrontar en los tres primeros meses del año un recibo de cerca de 214,51 euros, lo que supone 37,79 euros más que el primer trimestre de 2016, un 21,3% superior. No obstante, la cifra es casi equivalente a la registrada en 2015 cuando se pagaron 208,3 euros. Para las segundas residencias, el aumento del recibo ha sido del 12%, ya que en los tres primeros meses de 2016 se pagaron 73,57 euros frente a los 82,40 euros que se han tenido que desembolsar este ejercicio.

Por otro lado, el recibo del gas natural subirá un 1,87% a partir del próximo mes de abril, tal y como anunció el jueves el Ministerio de Energía, que justifica la subida en el encarecimiento de la materia prima en los mercados internacionales. Con este aumento, la factura media sube del orden del 26 céntimos de euros para los usuarios de la tarifa TUR 1 y de casi un euro, 96 céntimos, para los de la TUR 2.

Si no consideramos la media, los clientes con TUR 1 afrontan una subida del 1,54% (gas para suministro de agua caliente y cocina) y los de la TUR 2 del 2,04% (agua caliente, cocina y calefacción).

Ante esta situación del mercado, la OCU recomendó el jueves a los consumidores revisar su contrato de gas y compararlo con las ofertas de otros comercializadores para elegir la tarifa más económica.

Leer más: ELECONOMISTA